miércoles, 21 de julio de 2010

Lágrima mía

Se rinde mi agobiada sonrisa
y derrama impaciente una lágrima mía,
a la tristeza, a la nostalgia, a los recuerdos.
¡Sueño! y dentro de ello,
rozo la dulzura de tus besos.
Sin embargo...
duerme mi ajetreado espíritu.
Y otra vez,
vierto ansioso un sollozo
a la aflicción al olvido.

De nuevo, fuiste agobiada sonrisa
tan solo un sueño y dentro de ello,
siento la dulzura de unos besos.