martes, 20 de julio de 2010

Febriles días

La fiebre...
es intensa en mi nostalgia
y se extiende rauda
inquietando mis recuerdos.
Descubro,
la cortina roja de mi ventana...
y las sombras de la noche
hieren mis ojos.
Y en mis sueños silenciosos
la desmesurada ciudad...
es insensata.